Herederos verdes van tras la silla de Gurría en Tapachula (En la Mira / Héctor Estrada)

Ni siquiera ha transcurrido una semana de la sorpresiva muerte de Óscar Gurría Penagos y las fuerzas políticas en la entidad ya se jalonean como buitres la silla interina en el cabildo de Tapachula, poniendo en juego la permanencia en el poder del equipo cercano al ahora extinto alcalde o el regreso de las viejas estructuras afines a Manuel Velasco que ya mueven “los hilos” para recobrar el control de ese ayuntamiento.

Y es que todo parece indicar que la guerra intestina para sacar de la jugada al equipo de Gurría no ha terminado, ni con su propia muerte. Luego del golpeteo político y sabotaje interno que vivió durante el casi año y medio que se mantuvo en el cargo, la disputa por el control del gobierno de Tapachula ahora se ha trasladado al proceso para la elección de su interino.

No es poco lo que está de por medio. Tapachula es el segundo bastión electoral más importante de Chiapas y los interesados en la elección intermedia de 2021 lo saben perfectamente. Es el segundo municipio que mayor dinero recibe del presupuesto de egresos y, esta de más decirlo, también constituye un punto medular para el control y la operación política de la región.

El plan de los opositores de Gurría estaba en marcha y consistía en minar su posible reelección en 2021 para, de paso, evitar la permanencia de Morena en el gobierno municipal. Pero los planes cambiaron de manera abrupta, abriéndose una posibilidad anticipada de asumir el control y facilitar la llegada de su alfil para las elecciones venideras.

Hoy las miras están puestas en Yumaltik de León Villard, 5to regidor del Ayuntamiento de Tapachula, quien es miembro de una de las familias más cercanas y enriquecidas por Manuel Velasco Coello y su madre Leticia Coello. Yumaltik es hermano de Sasil de León Villar, amiga y funcionaria incondicional de Velasco, actual senadora, conocida por el descarado fraude millonario cometido contra el programa para madres solteras “Bienestar de Corazón a Corazón”.

El 5to. regidor también es hermano de Itzel de León, cómplice de Sasil en la extinta Secretaría de Empoderamiento de la Mujer durante el sexenio de Velasco Coello. Sin embargo, el dato más curioso es que también es hermano del actual diputado local Maya de León Villard, integrante de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso de Chiapas que, por cierto, será la responsable de elegir al presidente municipal interino.

El conflicto de intereses al interior del Congreso debería ser argumento ético suficiente para sacar de los regidores elegibles a Yumaltik, pero eso evidentemente no será así. No es gratuito que el acuerdo de cabildo fuera el hacer elegibles a los 10 regidores para evitar descartes anticipados por ternas y que, casualmente, haya sido el propio Yumaltik de León quien saliera a medios para anunciar el “consenso”.

Lo cierto es que en el fondo existe una confrontación disimulada entre el equipo cercano al extinto Óscar Gurría, encabezado por el primer regidor Isidro Ovando Medina y el grupo ligado a los intereses políticos de los “herederos verdes”, encabezado por Yumaltik de León y la también regidora Viridiana Figueroa, ex diputada local por el Partido Verde Ecologista de México durante la legislatura pasada.

La negociaciones emanadas desde el Senado de la República para imponer a uno de los hermanos De León Villard en la presidencia municipal de Tapachula se han intensificado durante los últimas horas. Y es que, los herederos de Velasco necesitan recuperar el control de las principales ciudades de la entidad si su intención es recuperar el poder en 2024, aunque “disfrazados” de otros colores partidistas… así las cosas.

Please follow and like us:
error0
Tweet 20
fb-share-icon20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *